Marina Oroza

Poemas

Un patio de manzana

Saco la cabeza, el cuello
y los brazos al balcón.
Entre los aligustres
un jazmín trepador.
Te quiero hasta donde se acaben
los números, digo al teléfono,
no tengas miedo del universo,
cuelgo, disparo una foto al azar.
Miro arriba, vuelvo dentro,
una cosa, ¿te gusta viajar?,
me gusta volver, se corta,
recibo la foto de unos pedazos
de farola, de nube y de cielo,
imagino tu caminar
por una calle del centro
de una ciudad todavía real.